Lesiones en el fútbol: los porteros

Lesiones en el fútbol: los porteros

Tabla de contenidos

¿Por qué las lesiones son tan frecuentes en el fútbol?

Los porteros de fútbol, al contrario que el resto de jugadores del campo, pasan todo el partido sin tener que realizar grandes carreras. Debido a su misión primordial, evitar que el balón cruce la línea de la portería, se da por hecho que son menos propensos a sufrir lesiones. Sin embargo, suelen ser frecuentes las lesiones en hombros o codos, y, aunque resulte sorprendente, otras muchas se producen en la espalda o rodillas.

¿Cuáles son las lesiones más comunes en el fútbol?

Entre las lesiones más comunes de estos jugadores de fútbol hemos recogido en este post las siguientes:

  • Bursitis de cadera. Se trata de una inflamación en la parte exterior de la cadera del jugador. En el caso de los porteros, se produce como consecuencia de un traumatismo debido a los continuados golpes que sufren en las caídas. La bursitis de cadera puede ser tratada en una clínica de fisioterapia, mediante tratamientos como el ultrasonido, sin embargo, se recomienda «aprender a caer» sin que suponga un riesgo para la salud deportiva del portero.
  • Ligamento cruzado anterior. En el campo de fútbol, son los porteros quienes más saltos efectúan durante el partido. Además, estos saltos suelen realizarse aterrizando sobre una sola pierna, sometiendo al ligamento cruzado anterior a una tensión mayor a la que puede soportar, por lo que termina rompiéndose.
  • Luxación de hombro. En esta práctica deportiva, la luxación de hombro es la lesión más común, ya que las caídas sobre el brazo en extensión al tratar de parar un disparo a puerta, son habituales en este mundo.
  • Lumbalgias posturales. La lumbalgia es un dolor que se produce en la zona lumbar, es decir, en la zona baja de la espalda. Esta lesión se debe tratar no solamente con fisioterapia deportiva, sino que el propio deportista debe realizar un trabajo de rehabilitación deportiva.
  • Esguince de dedos. Los continuos golpes con el balón o malas caídas pueden derivar en un traumatismo en los dedos. Esta lesión puede traducirse en dolor en la articulación

¿Cómo puede ayudar la fisioterapia deportiva?

Lo primero que debe considerar un deportista, es la prevención de lesiones. Tanto en el caso de la bursitis de cadera como del ligamento cruzado y los esguinces de dedos, una buena técnica puede evitar estas situaciones. Por otro lado, en cuanto a la luxación de hombro, se recomienda fortalecer esta zona muscular. Por último, las lumbalgias posturales pueden prevenirse con una mejor postura corporal, así como con estiramientos antes y después de los entrenamientos y partidos.
Sin embargo, pese a tener en cuenta estas recomendaciones, estas lesiones se dan con frecuencia, por lo que para tratarlas, lo ideal es acudir a un fisioterapeuta deportivo o traumatólogo deportivo, según la gravedad de la lesión o la zona afectada. En Evolute Soccer contamos con los mejores centros de fisioterapia Madrid, así como los mejores centro de medicina deportiva que pueden ayudarte a encontrar un tratamiento individualizado para tu diagnóstico.

 

Otros artículos y noticias de interés

Lesiones deportivas

Rotura fibrilar

¿En qué consiste la rotura fibrilar? De acuerdo a la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología, una rotura fibrilar – también denominada rotura muscular

Leer Más >>
Ejercicios de futbol

Ejercicios para el entrenamiento de porteros.

El portero es diferente al resto de jugadores del equipo, no solo por su posición y labor en el campo, sino también por otros aspectos, como la equipación; las habilidades que se le exigen, o los ejercicios que se llevan a cabo en un entrenamiento específico de porteros, diferentes a los del resto del conjunto. A continuación, te propondremos algunos ejercicios eficaces para un buen entrenamiento de porteros.

Leer Más >>

Los mejores servicios para futbolistas de cada ciudad

Top Valencia

PRÓXIMAMENTE

Top Sevilla

PRÓXIMAMENTE