Ejercicios para el entrenamiento de porteros.

Ejercicios para el entrenamiento de porteros.

Tabla de contenidos

Las habilidades de un buen portero.

El portero es diferente al resto de jugadores del equipo, no solo por su posición y labor en el campo, sino también por otros aspectos, como la equipación; las habilidades que se le exigen, o los ejercicios que se llevan a cabo en un entrenamiento específico de porteros, diferentes a los del resto del conjunto.

Algunas de las principales características y habilidades de un portero son:

  • Capacidad para anticiparse para evitar los intentos de gol.
  • Comunicación, de forma rápida y eficaz, con el resto de sus compañeros durante el juego.
  • Posicionamiento en la portería. Lograr mantenerse entre los tres palos sin perder la tensión y alerta constante y olvidándose de distracciones. Un buen portero debe ser capaz de tener libertad para salir del área de su portería, pero nunca dejarla abandonada o sin cubrir.
  • Reflejos y coordinación para reaccionar rápidamente y de forma ordenada y coordinada a los ataques de los oponentes, como cortar los centros cuando se acercan a portería jugadores del equipo contrario.
  • La altura, característica que favorecerá para sobresalir en este rol. Así podrá cubrir más espacio de la portería y le será más fácil parar, tanto balones altos y difíciles de alcanzar, como otros disparos de larga distancia que lleguen más a ras de suelo.
  • Seguridad y confianza, tanto en el resto del equipo como en él mismo. El portero debe ser capaz de tomar decisiones en cuestión de segundos, por lo que debe reaccionar con seguridad en sus movimientos. También es necesario que confíe en su entrenador de porteros y en que lo que ha practicado en el entrenamiento de porteros será valioso para ponerlo en práctica en su juego.

En la mayoría de estas habilidades es posible progresar, por lo que se planificará un entrenamiento para porteros con ejercicios específicos para cada una de ellas. La intención de estos ejercicios es poner estas habilidades en juego a la hora de elaborar acciones técnico tácticas propias de un portero, como son los saques (de puerta, directo o indirecto), los despejes o paradas, la defensa o los ataques, pases, etc.

A continuación, te propondremos algunos ejercicios eficaces para algunas de estas acciones y habilidades:

 

La acción más compleja: La parada.

La parada, recepción o control del balón es definida por la Asociación Nacional de Entrenadores de Fútbol Sala (ANEF) como “la acción técnica mediante la cual el jugador adquiere la posesión del balón dejándolo en condiciones para la siguiente acción técnico-táctica.” A lo que añaden que “la correcta realización de los controles marcará la rapidez y la eficacia de las acciones colectivas ofensivas de un equipo.”

Es por esto último, por lo que muchos periodistas y expertos analistas consideran esta acción la tarea principal de un guardameta.

Existen varios tipos de parada en fútbol, por ejemplo, el llamado “despeje”, alejar el balón de la portería en posición frontal o lateral; la “prolongación”, para cambiar la altura de balones aéreos; o la acción límite de “desvío”, la cual trata de cambiar la trayectoria del balón para evitar el gol.

Estos tres tipos de parada se pueden practicar, por ejemplo, posicionando al portero en medio de la línea de gol y a otros dos jugadores como atacantes, uno a cada lado y a diferentes distancias. Los dos atacantes tendrán una batería de balones que dispararán al arquero. De esta forma, no solo se entrenará la agilidad del jugador, sino también su capacidad de reacción. Asimismo, para practicar la parada de balones aéreos, el trabajo de saltos con obstáculos y cruces es interesante, para entrenar específicamente la parada de prolongación y anticiparse al vuelo del balón. Esto se realiza colocando a cada jugador en un cono, creando una cruz y, cuando el balón este en el aire, estos cuatro atacantes deben de salir a por el balón mientras que el arquero trata de atraparlo antes de que sus compañeros alcancen a cabecearlo. Combinar en una sesión de ejercicios de agilidad con otros de balón parado podría ser una buena planificación para una sesión. Para practicar estos últimos, el entrenador de porteros sería quien chutaría el balón a la portería, en distintas trayectorias y direcciones, pero siempre desde una misma posición parado.

Uno contra uno.

Tan habitual, como reales y tensas son las situaciones de uno contra uno en un partido, donde el nivel de presión sobre el guardameta es muy alto. Aprender a manejar la distancia con el contrincante, el balón y la portería son los tres puntos de referencia sobre los que trabajar en un entrenamiento para porteros.

Para practicar esta situación, el mejor ejercicio será replicando las condiciones de juego reales de un uno contra uno en el entrenamiento, ya sea con otro portero, jugador o entrenador de porteros como atacante.

Alternativamente, otro juego de fútbol para practicar un uno contra uno, en este caso, cuando se hace un entrenamiento para dos porteros, es colocando en un campo pequeño a los dos porteros, cada uno defendiendo su portería. El ejercicio consistirá en atacar el uno al otro, intentando desmarcarse para meter gol, teniendo como norma que no se podrá chutar si la distancia con la portería no es menor de 5 metros.

La propiocepción.

Con respecto a los ataques en general, pero sobre todo en situaciones de uno contra uno, la capacidad control y manejo del propio cuerpo, también llamada propiocepción cobrará relevancia.

Mantener la posición corporal y tener consciencia de dónde está nuestro centro de gravedad puede ser difícil en situaciones de velocidad, para ello, durante el calentamiento podemos trabajar sobre superficies inestables y hacer ejercicios de equilibrio para entrenar a los jugadores en este control.

Además, el buen manejo de la propiocepción, a la vez que desarrolla el tono muscular y la percepción del propio cuerpo, también, como consecuencia de este mayor control, ayudará a disminuir el riesgo de lesiones.

Entrenamiento para los reflejos y la coordinación.

Uno de los juegos de portero de fútbol para mejorar los reflejos es colocar al portero en el centro, rodeado de 4 compañeros que dispararán cuando oigan su número.

Otro ejercicio para los reflejos es mediante rebotes, lanzando contra una superficie en la que pueda rebotar el balón y parándolo o atrapándolo a su vuelta. Esto también se puede practicar con un compañero o con el propio entrenador de porteros.

En cuanto a la coordinación, esta se puede entrenar, o bien mediante un ejercicio a corta distancia en el que, al portero, de forma muy continua y rápida, le lancen el balón varios compañeros y este lo devuelva seguidamente; o bien, para sumarle dificultad, establecer un pequeño circuito en el que el portero reciba el balón a ras de suelo, lo devuelva, y por la banda contraria reciba otro, esta vez con algo de altura, el cual deba parar con las manos y devolverlo de la misma forma.

Entrenamiento de porteros, ¿en conjunto o separado?

Aunque bien es cierto que determinados ejercicios no serían productivos para el resto del equipo dado que se focalizan exclusivamente en las habilidades del portero, muchos de los ejercicios que hemos visto en este artículo del entrenamiento de porteros, no entrenan exclusivamente al guardameta, sino también a jugadores de otras posiciones. Por esto mismo, es totalmente compatible el entrenamiento en conjunto, el cual hace unos años, erróneamente, no se realizaba en el fútbol profesional. A su vez, entrenar todos los jugadores juntos beneficiará otros factores importantes como la confianza en sus compañeros, habilidad que ya recalcamos en el inicio del artículo.

Otros artículos y noticias de interés

Lesiones deportivas

Rotura fibrilar

¿En qué consiste la rotura fibrilar? De acuerdo a la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología, una rotura fibrilar – también denominada rotura muscular

Leer Más >>
Ejercicios de futbol

Ejercicios para el entrenamiento de porteros.

El portero es diferente al resto de jugadores del equipo, no solo por su posición y labor en el campo, sino también por otros aspectos, como la equipación; las habilidades que se le exigen, o los ejercicios que se llevan a cabo en un entrenamiento específico de porteros, diferentes a los del resto del conjunto. A continuación, te propondremos algunos ejercicios eficaces para un buen entrenamiento de porteros.

Leer Más >>

Los mejores servicios para futbolistas de cada ciudad

Top Valencia

PRÓXIMAMENTE

Top Sevilla

PRÓXIMAMENTE